Centro de Psicología y Terapias Alternativas de Tomares y Sevilla.

Centro de Psicología y Terapias Alternativas de Tomares y Sevilla.
Centro de Psicología y Terapias Alternativas de Tomares y Sevilla. PSICOLOGÍA CLÍNICA INFANTIL Y DE ADULTOS. TALLER DE CONOCIMIENTO Y TRABAJO PERSONAL. CURSOS DE FORMACIÓN A PADRES Y MADRES. TALLERES PARA ADOLESCENTES Y NIÑOS en Colegios y AMPAs. CONTACTO: centrodepsicologiayterapias@gmail.com o 655090215

domingo, 1 de diciembre de 2013

Envejecimiento activo como "derecho social y principio rector"



Sánchez Rubio destaca el envejecimiento activo como "derecho social y principio rector" de las políticas de la Junta












La consejera ha participado en Bruselas en una conferencia en la que ha puesto en valor las estrategias andaluzas que se están llevando a cabo en línea con el IV Plan Andaluz de Salud


La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha destacado el envejecimiento activo como "derecho social y como principio rector" de las políticas de la Junta de Andalucia. Durante en la II Conferencia de Miembros de la Asociación Europea Innovadora sobre Envejecimiento Activo y Saludable celebrada en Bruselas, María José Sánchez Rubio ha insistido en que el envejecimiento activo es un concepto prioritario dentro del IV Plan Andaluz de Salud, una estrategia que pretende que las personas vivan más años y con más calidad y autonomía.


La máxima responsable de la sanidad andaluza, que ha intervenido en el panel titulado "Crecimiento Económico, Social y Empleo", ha resaltado que las personas mayores constituyen un activo social y económico imprescindible. En su intervención ha destacado que las dos estrategias presentadas por Andalucía en este foro, envejecimiento activo y salud digital, han sido evaluadas como buenas prácticas con la máxima puntuación -3 estrellas- por la Comisión Europea.


También ha recordado que Andalucía ha elaborado el Libro Blanco del Envejecimiento Activo, con el que ha sido pionera en España y en Europa en establecer un marco de cabecera para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y su participación en el conjunto de la sociedad.


En este contexto, la consejera ha realizado un repaso por las políticas de envejecimiento activo llevadas a cabo por la Junta de Andalucía y los programas para incentivar y fomentar la participación de este colectivo en la vida social, así como para mejorar la calidad de vida de las personas con 65 o más años, que son 1.280.000 en Andalucía.


Sánchez Rubio se ha referido a los 168 Centros de Participación Activa de titularidad de la Junta que, junto a los que dependen de Ayuntamientos y Diputaciones, suman 924 en el conjunto de la geografía Andaluza y con los que las personas mayores tienen acceso a numerosas actividades y programas para un envejecimiento activo y saludable. Sólo en los centros de titularidad de la Junta trabajan 400 personas, de las que el 75% son mujeres, a los que hay que sumar los empleos de empresas derivadas y de autónomos.


Asimismo, ha hecho referencia a la Tarjeta Andalucía Junta 65, de la que actualmente disponen más de un millón de personas mayores, que obtienen descuentos y bonificaciones a través de varios programas, entre los que ha destacado el de transporte en autobús, que posibilita a las personas beneficiarias viajar a la mitad de precio a más de 1.000 destinos interurbanos, así como beneficiarse de precios reducidos en productos ópticos y prótesis auditivas. Esta tarjeta también ofrece descuentos en empresas de deportes, ocio y tiempo libre adheridas.


La prioridad, las políticas sociales


La consejera se ha referido especialmente al empleo generado por la atención a la Dependencia, al ser muy feminizado y no deslocalizable. Este sector ha supuesto –según los datos aportados por la consejera en esta conferencia-- la incorporación de 45.000 personas al mercado de trabajo en los últimos seis años, sin contar que se liberan recursos familiares y sociales para su dedicación al empleo.


Asimismo, ha recordado que la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales sitúa la tasa de retorno de los servicios de atención a la Dependencia en cerca del 30% (por cada 100 euros invertidos se recuperan 28,44 euros). Al mismo tiempo, Sánchez Rubio ha apuntado que este sector genera una importante cantidad de empleo inducido a través del movimiento asociativo, que cuenta con el apoyo de la Junta a través de subvenciones y ayudas.


La titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha destacado los sectores de la salud y de los cuidados. Se ha referido a los impactos tanto económicos como de ahorro que tienen dos estrategias específicas prioritarias para la Administración autonómica: la de Envejecimiento Activo y la de Salud Digital (e-Salud), calificadas como buenas prácticas con la máxima puntuación –tres estrellas--, con las que se pretende mejorar el bienestar de la población a través de programas e instrumentos que contribuyen a la sostenibilidad y eficacia de los sistemas públicos y promueven la competitividad y el crecimiento económico.


178.000 titulares del Servicio de Teleasistencia


El Servicio Andaluz de Teleasistencia es otra de las prestaciones que ofrece la Tarjeta Andalucía Junta 65 y en la que se ha detenido especialmente la consejera. Dicho servicio, de atención y apoyo a mayores y personas dependientes, alcanza a 178.000 personas –titulares del servicio a los que hay que sumar sus cuidadores y familias, que también se benefician se este servicio-- en Andalucía a través de dos call-center, ubicados en Sevilla y Málaga.


Además, sobre la base de la plataforma de Teleasistencia se han desarrollado dos proyectos de innovación (Independent y Commonwell) que han permitido integrar la asistencia sanitaria con los servicios de teleasistencia.


Diez años de la Receta XXI


Del mismo modo, Sánchez Rubio ha puesto en valor la estrategia de Salud Digital de Andalucía (e-Salud) y ha destacado la Receta XXI, que acaba de cumplir diez años desde su puesta en marcha, y que constituye un punto de referencia para otros desarrollos tecnológicos de este tipo en España. De hecho, Andalucía fue la primera comunidad española en implantarla.


Ha detallado que la inversión en la conocida como receta electrónica en esta década ha ascendido a 4 millones de euros, mientras que con ella se han ahorrado 7,6 millones en concepto de recetas en soporte papel, así como una reducción del 15% en la cifra de consultas en los centros de salud, ya que se ha conseguido evitar 52,5 millones de consultas en los centros de Primaria en este periodo.


La historia clínica digital (Diraya) ha sido otro de los instrumentos esenciales que ha mejorado la atención a la ciudadanía y el trabajo de los profesionales.


La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha apostillado que, Andalucía dispone de las herramientas y los recursos necesarios para avanzar en la eficacia, sostenibilidad y calidad de los sistemas públicos de servicios sociales y de salud.





viernes, 22 de noviembre de 2013

La investigación en medicina personalizada y en envejecimiento activo será "prioritaria" en la financiación europea

La investigación en medicina personalizada y en prácticas de envejecimiento activo será "prioritaria" a la hora de la selección de proyectos del programa de trabajo europeo 2014-2015 de Horizon 2020 'Salud, cambio demográfico y bienestar', que se publicará el próximo 11 de diciembre.   

Medicina personalizada y en prácticas de envejecimiento activo será "prioritaria" a la hora de la selección de proyectos del programa de trabajo europeo 2014-2015 de Horizon 2020 'Salud, cambio demográfico y bienestar', que se publicará el próximo 11 de diciembre. Ampliar foto Así lo ha señalado el experto Juan Riese, del Punto Nacional de Contacto del Programa Salud del Instituto de Salud Carlos III y experto nacional en el Comité de Programa Salud de la CE, que ha participado en un acto de presentación de estas ayudas europeas en el Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca. Riese ha asegurado que los investigadores españoles son "muy competitivos" y que aspirar a unas ayudas a las que aspiran científicos de toda Europa no es algo que les deba de "asustar", de ser así, les permitirá recoger fondos "importantes" para la investigación como "empujón fuerte" para sus tareas. El experto del Punto Nacional de Contacto del Programa Salud del Instituto de Salud Carlos III ha insistido en que la décima parte del conjunto de financiación del Horizonte 2020 irá destinada a Salud, para lo que "hay que trabajar mucho" y tratar de alcanzar los objetivos de "retorno" de los fondos. En este acto, Juan Riese ha estado acompañado por la vicerrectora de Investigación de la Universidad de Salamanca, María Ángeles Serrano, quien ha destacado la importancia de que los investigadores conozcan estas vías de financiación para que acudan a ellas con "garantías de éxito". La jornada ha estado dirigida y abierta a grupos de investigación, pequeñas y medianas empresas, responsables de I+D+i y gestores de proyectos con el propósito de que los interesados en estos fondos comunitarios hayan podido "identificar oportunidades de financiación" y "discutir de forma personalizada" las posibles propuestas de proyectos.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1981670/0/#xtor=AD-15&xts=467263

jueves, 14 de noviembre de 2013

Coral. Regiones europeas por un envececimiento activo y saludable




http://www.coral-europe.eu/

¿Qué es CORAL?


The Community of Regions for Assisted Living (Coral) is an informal community of regions, aiming to improve regional policies for Active and Healthy Ageing. La Comunidad de las Regiones para la Vida Asistida (Coral) es una comunidad informal de las regiones, con el objetivo de mejorar las políticas regionales para el envejecimiento activo y saludable. Above all Coral is a learning community working on the implementation and upscaling of innovative solutions for Active and Healthy Ageing. Por encima de todo Coral es una comunidad de aprendizaje de trabajo sobre la aplicación y ampliación de soluciones innovadoras para el Envejecimiento Activo y Saludable. It is a network of mutual learning and co-creation in a process of open innovation. Se trata de una red de aprendizaje mutuo y la co-creación de un proceso de innovación abierta. The strength of Coral is the trust between partners that invest energy and creativity in this valuable collaboration. La fuerza de Coral es la confianza entre los socios que invierten energía y creatividad en esta valiosa colaboración.
Coral is about strengthening connectivity between the regions and their innovation clusters in Europe. Coral se trata de fortalecer la conectividad entre las regiones y sus agrupaciones de innovación en Europa. The member regions of Coral consist of – quadruple helix – clusters of stakeholders in the sectors of research, entrepreneurship, government and civil society. Las regiones miembros de Coral consisten - cuádruple hélice - grupos de partes interesadas de los sectores de la investigación, la sociedad empresarial, gubernamental y civil. Coral also connects the regions to other European counterparts and networks. Coral también conecta las regiones a otras contrapartes y redes europeas. It gives the regions a position in the fast growing European community of innovators in the field of Active and Healthy Ageing. Le da a las regiones una posición en el creciente comunidad europea rápida de los innovadores en el campo de envejecimiento activo y saludable.
The added value of Coral for the European Commission is that it makes a connection between the supply and the demand side. El valor añadido de la Coral de la Comisión Europea es que hace una conexión entre la oferta y la demanda. This is among others because innovative companies, service providers and buyers – users and care institutions – are part of the regional clusters. Esto es, entre otros, porque las empresas innovadoras, proveedores de servicios y compradores - los usuarios y las instituciones de cuidado - son parte de los grupos regionales.
Most regions in Coral developed integral regional policies in which all aspects – such as economical, social and spatial – are included. La mayoría de las regiones de Coral desarrollaron políticas regionales integrales en el que todos los aspectos - incluidos - como económica, social y espacial. In line with the European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing (EIP AHA), Coral contributes towards the following goals: En línea con la Asociación Europea de Innovación en Envejecimiento Activo y Saludable (EIP AHA), Coral contribuye a los siguientes objetivos:
  • Enabling EU citizens to lead healthy, active and independent lives while ageing, through the promotion of inclusion and independent life for elderly and chronically diseased people. Permitir a los ciudadanos de la UE para llevar una vida sana, activa e independiente durante el envejecimiento, a través de la promoción de la inclusión y la vida independiente de las personas mayores y enfermos crónicos.
  • Improving the sustainability and efficiency of social and health care systems, through shifting from pilot projects to rooted services and scaling up projects. La mejora de la sostenibilidad y la eficiencia de los sistemas de atención social y de salud, a través de pasar de proyectos piloto para servicios arraigadas y la ampliación de los proyectos.
  • Boosting and improving the competitiveness of the markets for innovative products and services and creating new opportunities for businesses, through solving barriers for the deployment of assisted living solutions on a large scale. Aumentar y mejorar la competitividad de los mercados de productos y servicios innovadores y la creación de nuevas oportunidades para las empresas, a través de la resolución de las barreras para el despliegue de soluciones de vivienda asistida en gran escala.
 

¿Qué está haciendo CORAL?


 
Coral conecta las partes interesadas en las redes regionales y las agrupaciones de innovación para la búsqueda de socios en proyectos y licitaciones europeas.
 
Coral conecta correctamente actores regionales - como universidades, empresas, municipios, instituciones de atención, etc - en toda Europa que están colaborando en el 7PM, Interreg, Programa Conjunto AAL y proyectos del CIP ICT PSP.
 
La comunidad promueve la participación activa de sus miembros en el EIP AHA mediante la recopilación y traducción de la experiencia regional y las mejores prácticas.
 
Coral y sus miembros participan activamente en - ya veces coordinan - los Grupos de Acción A1, A2, A3, B3, C2 y D4.
 
La red de frecuencia tiene presentaciones en y contribuye al debate en conferencias, seminarios, talleres y otros eventos en toda Europa.
 
Por ejemplo, en el Foro AAL, semana E-Salud, la conferencia anual AHA EIP, Jornadas de Puertas Abiertas de las regiones y ciudades y varias conferencias nacionales y regionales.
 
 
Initiate and run projects financed by Interreg, CIP ICT PSP or FP7. Iniciar y ejecutar proyectos financiados por Interreg, CIP ICT PSP o FP7.
 
Coral y sus miembros han aplicado con éxito para el proyecto Interreg IVC CASA y el CIP ICT PSP Red Temática Inscritos:
  • El proyecto de Casa es sobre el desarrollo de políticas y el intercambio de conocimientos sobre la implementación a gran escala de productos innovadores y servicios TIC para una vida independiente regional.  Los cambios demográficos hacen que sea necesario para organizar el cuidado y el entorno residencial de las personas mayores y con enfermedades crónicas más inteligente con el uso de las TIC. Esto también proporciona oportunidades para las empresas innovadoras para desarrollar nuevas herramientas y servicios.

  • Coral es gestor de contenidos del CIP ICT PSP Red Temática COMPROMETIDO. Este proyecto tiene como objetivo construir una comunidad de aprendizaje de los actores que cooperan para promover la transferibilidad de las pruebas, así como las estrategias comunes, para una mayor implantación y el desarrollo del mercado de los servicios de envejecimiento activo y saludable.

  • Regiones de coral son parte de SmartCare, un proyecto CIP ICT PSP que explorar y demostrar el valor añadido - y promover la adopción más amplia - de la atención integrada a través de pilotar el despliegue de los servicios de TIC apoyados en 10 regiones.
Regiones miembros Coral participar en varias otras redes europeas - como el AER, EUREGHA y Errin - a través del cual se conectan a un grupo más amplio de interesados ​​en el campo de Ambient Assisted Living y Envejecimiento Activo y Saludable. Coral también cuenta con la coproducción y la cooperación caliente con redes como la AER, Errin y EUREGHA.  Coral es una red dinámica y por lo tanto siempre está abierta a nuevas.

CORAL - Comunidad de Regiones para la Vida Asistida



CORAL es una red europea de las regiones colaboradoras en materia de Ambient Assisted Living y el envejecimiento activo y saludable.

A través de un proceso de innovación abierta para resolver las barreras de desarrollo de soluciones y servicios de AAL y AHA.

CORAL se centra en las políticas regionales sobre envejecimiento activo y saludable 'y' Ambient Assisted Living


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Nuevo Taller sobre Bienestar Emocional. Apúntate



En estos taller te sumergerás en un proceso de inversión psicológica, donde abandonarás los condicionamientos negativos que te llevan al sufrimiento, dolor, ansiedad y depresión.


En estos talleres encontrarás una conexión con tu ser positivo que te inundarán de optimismo, tranquilidad, paz, alegría y bienestar.

Os esperamos....



 

lunes, 4 de noviembre de 2013

La importancia de envejecer activamente

 



23 julio, 2013 Autor: admin

Mercè Pérez Salanova es sicóloga y profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Como investigadora, desarrolla su labor dentro del Institut de l’Envelliment de la UAB. Dirige proyectos de investigación sobre políticas sociales y participación de las personas mayores. Entre 2005 y 2006 dirigió el proyecto “Mujeres mayores, cotidianidad y participación. Estrategias para promover el envejecimiento activo”.

¿Por qué hay que considerar el envejecimiento desde la perspectiva de género?
La perspectiva de género permite identificar las diferencias entre mujeres y hombres mayores y disponer de información sobre esas diferencias, ambos son pasos necesario para estudiarlas y para intervenir. El género está reconocido como un eje de desigualdad transversal similar a la clase social, a la etnia o al país de procedencia. Considerar el envejecimiento desde la perspectiva de género nos permite comprender cómo se configura la desigualdad entre hombres y mujeres mayores, y actuar en consecuencia.

¿Cuál es el perfil de las mujeres mayores en España?
Es popularmente conocido que las mujeres tienen una esperanza de vida superior a la de los hombres. Sin embargo, no se habla tanto de las condiciones en las que viven muchas mujeres mayores durante esos años de vida. Si tomamos como ejemplo la situación de viudez, a partir de los 80 años, más del 70 por ciento de las mujeres mayores tienen una mayor probabilidad de vivir solas. En cambio, entre los hombres más del 60 por ciento siguen casados y viven con sus esposas. Asimismo, hemos de considerar que es cada vez mayor el número de mujeres mayores que inician actividades, que salen de su casa, que se descubren a sí mismas en nuevas facetas y descubren nuevas posibilidades de relación y de actividad.

¿Es peor la calidad de vida de las mujeres mayores que la de los hombres?
Las mujeres mayores definen que su estado de salud es peor que el de los hombres. La percepción de la salud es muy útil para valorar la calidad de vida de las personas, y en el caso de las mujeres mayores pone de manifiesto claramente la desigualdad entre los dos sexos. Conforme avanza la edad crecen las diferencias. La educación juega un papel importante: los hombres mayores tienen mejores niveles formativos, si bien las diferencias se van reduciendo entre unos y otras en las generaciones más recientes de personas mayores. Esto muestra que el envejecimiento se configura de manera diversa según el contexto socio-histórico. En la calidad de vida también son muy importantes los recursos socio-económicos y la discapacidad. En ambos temas, la situación de las mujeres es peor, y esto es crucial entre las mujeres más mayores, las que tienen más de 80 años.

¿Se puede hablar de las mujeres mayores como un colectivo heterogéneo y en situación de desventaja social?
En el colectivo de mujeres mayores se pone de manifiesto la heterogeneidad existente entre las personas mayores, derivada de sus biografías y de las condiciones en las que viven. Las biografías de las mujeres mayores, aunque son diversas, comparten la socialización de género concretada en valores, definición de roles, responsabilidades y relaciones con los otros, en función del sexo. Nacieron, crecieron y vivieron su vida adulta en un contexto dominado por un modelo en el que las mujeres eran las responsables del ámbito doméstico, reproductivo, supeditadas a la aportación de ingresos realizada por los hombres y a sus decisiones. Ese modelo restringía sus oportunidades de acceso a la formación o de elegir a qué querían dedicarse. Se trata de un modelo impuesto que en muchos casos las mujeres han interiorizado, y en otros se han rebelado. Hoy, muchas mujeres mayores subrayan en sus relatos la situación más favorable para las mujeres jóvenes y adultas, comparándola con las condiciones que ellas vivieron. Y también muchas incorporan el valor de la igualdad como algo vigente, ahora, para ellas.

¿Cuáles son las dificultades a las que se enfrentan las mujeres mayores (pobreza, soledad, salud, desigualdad de roles de género, formación…)?
La pobreza, la soledad y la salud expresan de manera contundente las diferencias entre las mujeres y los hombres mayores. La pobreza es una grave dificultad, especialmente entre las mujeres de edad más avanzada, al igual que la soledad. Antes comentaba que las mujeres tienen mayor esperanza de vida que los hombres, pero durante esos años sus ingresos son, a menudo, escasos y muchas viven solas. Entre las mujeres mayores una cuarta parte viven solas, entre los hombres esa cifra se reduce al 10 por ciento. Entre las mujeres de más edad es importante considerar el impacto de enfermedades crónicas que se traducen en dificultades para realizar las actividades cotidianas. Tomemos como ejemplo la artrosis o los problemas reumáticos que están presentes entre las mujeres en una proporción mucho más elevada que entre los hombres.

¿La mujer mayor, en general, en que situación está respecto a la sensación o vivencia de que puede tomar decisiones sobre su propia vida sin supeditarse a otros?
En la investigación que realizamos se puso de manifiesto que las mujeres mayores que participan en actividades construyen tres formas de respuesta ante el modelo tradicional que las sitúa en un lugar supeditado. Para unas, la participación es secundaria a lo que entienden como su responsabilidad principal: la atención a su familia. Para otras, la participación es el resultado de un ejercicio de conciliación. Y la tercera forma de respuesta corresponde a mujeres que se rebelan a la supeditación y ponen en primer lugar atenderse a ellas mismas, estableciendo límites a las demandas de la familia.

¿Quién cuida de las mujeres mayores?
Las mujeres son las principales cuidadoras en las diferentes etapas de la vida, también en el cuidado de las personas mayores. Las mujeres de edad más avanzada a menudo son cuidadas por sus hijas, adultas y también mayores. Actualmente es muy frecuente que coexistan dos generaciones de personas mayores. Respecto al cuidado de las mujeres, hemos de considerar la desaparición del cónyuge o las dificultades de éste para cuidar, derivadas de sus limitaciones funcionales o de la dependencia aprendida. Para muchos hombres mayores las actividades domésticas y el cuidado son tareas desconocidas. Algunos rechazan verse a sí mismos llevándolas a cabo y, por lo tanto, no están dispuestos a aprenderlas. En estas condiciones, la mayor supervivencia de las mujeres es un factor a retener en los cuidados de larga duración. Los servicios que complementan las ayudas y cuidados aportados por la familia no pueden dejar de lado quiénes son los agentes de cuidado.

¿Qué pautas se aconsejan para el diseño de programas que den capacidad y poder a las mujeres mayores para mejorar su posición social?
Es muy importante que las mujeres reconozcan y valoren todo lo que saben, y todo lo que saben hacer. La desvalorización de aquellas actividades humanas que no están inscritas en el mercado tienen un efecto negativo para muchas mujeres, ya que aquello que ha sido central en sus vidas carece de valor. Todo lo que han hecho, y hacen, se diluye en el día a día, no se traduce en “producto”. Simultáneamente es clave que hagan suyos los derechos que tienen. Los programas han de permitir que la variedad de formas a través de las que las mujeres se sitúan ante la participación y las relaciones tengan cabida. Debemos evitar que los programas produzcan entre algunas mujeres una valoración negativa de sí mismas, lo que podría suceder si transmitimos una visión reducida y, a mi modo de ver, simplista, sobre la emancipación de las mujeres mayores.

¿Qué significa el envejecimiento activo en la mujer?
La perspectiva del Envejecimiento Activo, formulada por la OMS, nos aporta muchos puntos de interés en relación con las mujeres mayores. Como punto de partida hemos de recordar que el género es considerado una variable transversal, es decir, que impregna todos los factores que condicionan el Envejecimiento Activo. Dos puntos me parecen especialmente sugerentes. El primero es la importancia que concede al curso de la vida, incorporando tanto el trayecto vital de las personas mayores como la implicación de las diferentes generaciones. Y el segundo, la relevancia de adoptar un enfoque –en la planificación y en cada intervención– que reconozca las fortalezas de las personas mayores, también cuando padecen limitaciones funcionales. Ambos puntos son claves para que las mujeres mayores en la actualidad, y en el futuro, envejezcan, y envejezcamos, activamente.

http://www.imsersomayores.csic.es

 

Envejecer activamente en la Sociedad de la Información

 

 
En el contexto del 4º Congreso Internacional “El derecho a envejecer: Ciudadanía, integración social y participación políticas de la personas mayores” tuve la oportunidad de conocer a Maria Irene Carvalho, investigadora y docente de la Escola Superior de Saúde do Alcoitão (Portugal). Apenas empezaba el año 2012 y la ciudad de Dijón servía de marco para iniciar una colaboración que esta semana ha dado su fruto en la forma del libro Serviço Social no Envelhecimento, publicado por la editorial Pactor. La humilde contribución de quien escribe es un capítulo titulado “Participação e idosos: a construção de um quadro ético para a teleassistência em Espanha”, producido con la ayuda de Blanca Callén, María Tereza Leal y Miquel Domènech. Aunque el texto fue escrito en castellano, ha sido traducido al portugués para su inclusión el el libro coordinado por Maria Irene. En este post quiero compartir con vosotros/as un fragmento del capítulo, tal como fue originalmente redactado.


Envejecer activamente en la Sociedad de la Información
 
El “envejecimiento activo” se ha convertido en una de las prioridades en el estudio de la vejez, así como en la implementación de regulaciones políticas y programas de intervención con personas mayores. El interés que ha despertado promete prolongarse durante los próximos años. En España, la reciente elaboración de un mapa de ruta para la investigación sobre envejecimiento (Rodríguez Rodríguez, 2011:6) apunta hacia esta cuestión como uno de los temas prioritarios, estableciendo la necesidad de trabajar sobre (1) “la modificación de las condiciones de salud mediante el desarrollo de actividades saludables que atenúen los procesos de dependencia”, (2) “la mejora de la consideración de los mayores en la sociedad evitando imágenes de discriminación (ageísmo) o situaciones de violencia”, y (3) la potenciación de “las relaciones sociales en el entorno de vida”.
 
Las tres áreas de trabajo mencionadas por Rodríguez y Rodríguez (2011) recuerdan los tres pilares del “envejecimiento activo” propuestos por la Organización Mundial de la Salud (2002), esto es: salud y calidad de vida, seguridad y participación. Aquí queremos recaer sobre el último de tales pilares. Como quiera que se entienda la expresión “envejecimiento activo”, cada vez resulta más claro que no puede limitarse al mantenimiento de un nivel de actividad física que promueva la salud, evite la enfermedad y asegure la productividad en edades avanzadas. La idea del “envejecimiento activo” debe tener en cuenta otras cuestiones, como las asociadas a conceptos del tipo “ciudadanía activa” o, incluso, “activismo”. En este sentido, el Informe de la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento (Naciones Unidas, 2002), afirma que “La habilitación de las personas de edad y la promoción de su plena participación son elementos imprescindibles para un envejecimiento activo” (art. 2; las cursivas son nuestras). Dicha declaración tiene sus antecedentes en el Plan de Acción Internacional de Viena sobre el Envejecimiento formulado por las Naciones Unidas en 1982, así como en los Principios en Favor de las Personas de Edad, donde se recomienda a los gobiernos favorecer la integración de los mayores en la sociedad, pero también en los movimientos sociales y en las asociaciones. En España, tal recomendación ha sido recuperada en diversos contextos, como el Plan Gerontológico elaborado entre 1988 y 1991, el Plan de Acción de las Personas Mayores 2003-2007, el II Congreso Estatal de Personas Mayores (Madrid, 2001) y la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. Además, inspira la creación de los Consejos Estatales de Personas Mayores, así como su réplica en la forma de Consejos de Personas Mayores a nivel autonómico y municipal.
 
Actualmente se reconoce ampliamente que la participación de los mayores en la toma de decisiones sociales y políticas no solo es deseable, sino fundamental en todo ordenamiento democrático. Sin embargo, no existe aún acuerdo con respecto a lo que dicha participación significa; es decir, a lo que se quiere dar a entender cuando se habla de la participación de los mayores en los asuntos que les afectan, interesan o atañen. Escapa de los objetivos de este capítulo realizar un examen a fondo de las distintas acepciones del término “participar”. Nos bastará con citar un trabajo reciente sobre la Participación social de las personas mayores en España (Martínez Martín y Criado Valdés, 2008) para mostrar su polisemia. En dicho texto, los autores incluyen dentro de lo que podría considerarse como “participación” una variada gama de actividades: (1) la integración en asociaciones de personas mayores, (2) el servicio comunitario por la vía del voluntariado, (3) la actividad política a través del voto, la movilización social, la afiliación a partidos y sindicatos, etc., (4) la educación permanente, sea esta formal o informal, (5) la realización de actividades de ocio y (5) otras actividades, como la asistencia a cultos religiosos y la práctica del turismo.
 
En medio de la gran cantidad de formas de entender la participación, hemos querido resaltar una muy concreta. La misma se refiere al papel que pueden cumplir las personas de edad en el diseño, implementación y evaluación de las TICs para el envejecimiento activo. Esta cuestión es de una indudable relevancia y actualidad. En las últimas décadas se ha vuelto un lugar común sugerir que los “problemas” económicos derivados del envejecimiento demográfico pueden tener “soluciones” tecnológicas. Así, el desarrollo de diferentes ayudas técnicas individuales y domésticas ha venido ganando fuerza entre los investigadores europeos. En este sentido Rodríguez Rodríguez (2011) llama la atención sobre los esfuerzos realizados en el estado Español por desarrollar sensores y técnicas de monitorización, estimulación y robótica en el ámbito de la teleasistencia y la telemedicina. Tales dispositivos y servicios incluyen contactos audiovisuales y en tiempo real entre pacientes y cuidadores, tecnologías integradas en la forma de hogares, ropa y mobiliario inteligente que permiten un seguimiento de los pacientes dentro e incluso fuera de sus casas; así como tecnologías de etiquetaje electrónico para pacientes con demencia y otras innovaciones biotecnológicas, como implantes y dispositivos para el seguimiento de enfermedades crónicas.
En diferentes esferas se aprecia un gran entusiasmo y una creciente confianza en lo que estos desarrollos puedan tener de positivo para la industria de las TICs, los servicios sociales, el sistema sanitario y, por supuesto, los adultos mayores, sus cuidadores y familiares. Así, en un documento recientemente publicado por la Comisión Europea (2010) se afirma que las TICs pueden ayudar a las personas de edad a mantenerse sanas, a vivir independientemente durante más tiempo y a contrarrestar la disminución de sus capacidades. En definitiva, “Las TICs pueden permitirle [a los mayores] el mantenerse activos en el trabajo y la comunidad” (European Comission, 2010:2). Por otro lado, asegura que las TICs pueden contribuir a mejorar las condiciones de trabajo a las que están expuestos los cuidadores, haciendo más atractivo este sector de actividad en el futuro. Todo ello, bajo la promesa de su fácil implementación y su bajo costo (Mol, Roberts & Milligan, 2009).
 
Las esperanzas que se han depositado en las TICs se enfrentan, sin embargo, a un gran problema. La distancia que se aprecia entre las personas mayores y estas tecnologías aparece como una suerte de nueva “brecha digital” que ya no tiene características geográficas, sino generacionales. La preocupación que despierta este fenómeno se aprecia, por ejemplo, en el plan de acción Ageing Well in the Information Society, creado por la Comisión Europea en 2007. Para los impulsores de este plan, las personas de edad constituyen uno de los grupos con mayores riesgos de quedar excluidos de los “beneficios” ofrecidos por las TICs, esto es, “comunicaciones a bajo costo y servicios en línea que pueden apoyar algunas de sus necesidades reales” (European Commission, 2010:4). Así, el 21% de personas mayores de 50 años -por limitaciones visuales y auditivas, o por la disminución de otras habilidades- verían frustrados sus esfuerzos por participar en la llamada “Sociedad de la Información”.
 
Conviene aclarar aquí que, en este contexto de promoción de TIC para “envejecer bien”, “participar” significa “usar” y “consumir” los productos de una naciente industria de dispositivos tecnológicos para personas mayores. Participar se traduce en formar parte de un Senior market for ICT Progress and Developments (European Comission, 2008) recién descubierto. Esta idea concuerda con una imagen, popularizada por análisis economicistas y demográficos, desde la que se visualiza a las personas de edad como un colectivo demandante de servicios, de ayuda y de cuidados (Martínez Martín y Criado Valdés, 2008). Desde tal punto de vista, las personas mayores ocupan un papel claramente pasivo que en nada contribuye efectivamente en la construcción de dicha “Sociedad de la Información”. Los dispositivos y servicios de esta nueva “sociedad” les vienen prefabricados, disponibles solo para su uso y disfrute, para su consumo. Así lo entienden diferentes estudios en los que se resalta que, si bien se están invirtiendo muchos recursos en innovaciones para la atención de personas mayores, tales medidas no tienen suficientemente en cuenta a los usuarios, cuidadores y ciudadanos concernidos (Finch, Mort, May y Mair, 2005; Mort y Finch, 2005; Mort, Finch y May, 2009; Milligan, Roberts y Mort, 2011). En este sentido, tanto en los estudios sobre envejecimiento (Barnes y Taylor, 2007; Walker, 2007), como en los análisis sobre teleasistencia (Mort, Roberts y Milligan, 2009) y en los estudios emancipatorios de la discapacidad (Oliver, 1992), se solicita cada vez con más fuerza que se involucre activamente a las personas concernidas en el proceso mismo de la investigación.
 
Una de las posibles vías para favorecer la activa implicación de los mayores en la construcción de la “Sociedad de la Información” es abrir espacios para que intervengan, desde muy temprano, en el diseño y evaluación de las tecnologías que se vienen desarrollando para ellos y ellas. En este sentido, hay mucho por hacer: rara vez se ha incluido la participación ciudadana en el diseño tecnológico o en las prácticas mismas de investigación (Lengwiler, 2008), con lo que esta cuestión sigue siendo un asunto crítico en la democratización de la ciencia y la tecnología (Callén, Domènech, López y Tirado, 2009). En cuanto a la evaluación de la tecnología, ya se han realizado importantes avances, especialmente mediante el uso de metodologías cualitativas y estrategias deliberativas. En el caso de la teleasistencia, a cuyo estudio nos hemos entregado en los últimos años (ver, López y Tirado, 2004; López y Domènech, 2008, 2009; Schillmeier y Domènech, 2009, 2010) son conocidos los estudios mediante grupos de discusión. Además, es cada vez más frecuente el empleo de mecanismos participativos del tipo de los paneles ciudadanos (ver, Callén, López, Domènech y Tirado, 2009; Mort y Finch, 2005). Es a este último tipo de procedimientos a los que quisiéramos dedicar un examen más profundo en las páginas que siguen.
 
Desde la década de los 70 se han venido desarrollando una gran variedad de procedimientos deliberativos (Callon, Barthe y Lascoumes, 2009): jurados y paneles ciudadanos, scenario workshops, células de planificación, conferencias de consenso, etc. A pesar de las diferencias que puedan existir entre estos distintos mecanismos, en términos generales implican la conformación de un grupo pequeño y heterogéneo de ciudadanos legos, sin experiencia previa en el asunto a debatir, que interactúa con expertos y elabora un conjunto de propuestas y recomendaciones para la toma de decisiones políticas. Los paneles ciudadanos realizados por nuestro grupo de investigación comparten tales características. Estas experiencias parten de la base de que no es necesario ser un miembro de comités académicos o políticos, o de grupos directamente concernidos, para llevar a cabo debates relevantes sobre asuntos complejos.
 
La realización de procedimientos del tipo de los paneles ciudadanos ha sido valorada positivamente por sus efectos en el enriquecimiento de los debates (Hörning, 1999), la disminución de la desconfianza en la ciencia y la tecnología, la mejora de los procesos de toma de decisiones (Lezaun y Soneryd 2007) y en la “democratización de la democracia” (Graña, 2005). Los métodos deliberativos también han empezado a ser apreciados por favorecer procesos de investigación participativa (Kashefi y Mort, 2004) y por hacer que servicios públicos o semi-públicos sean más sensibles a las necesidades de sus usuarios (Walker, 2007). Confiamos en que el uso que hemos hecho de esta metodología deliberativa nuestros estudios sobre teleasistencia contribuye a paliar el déficit ético-político actualmente existente en el campo de la investigación y desarrollo de TICs para el envejecimiento activo.
 
Referencia
 
ACEROS, Juan C.; CALLÉN, Blanca; CAVALCANTE, Maria Tereza; DOMÈNECH, Miquel (2013). Participação e idosos: a construção de um quadro ético para a teleassistência em Espanha. En CARVALHO, Maria Irene (Ed.). Serviço Social no Envelhecimento (pp. 265-280). Lisboa: Pactor.
 
 

12 claves de un cerebro sano: cómo envejecer activamente


Por Ana Villarrubia Mendiola.

Hasta hace muy poco los científicos nos decían que, por mucho esfuerzo que hiciésemos, las neuronas de nuestro cerebro comenzaban a morir de manera progresiva y significativa con el transcurrir de los años.

Hoy en día el mensaje es algo más esperanzador: los investigadores afirman que nacen neuronas a lo largo de toda la vida, que lo que se deterioran son las conexiones entre ellas y, lo que es más importante, que podemos impedir o retrasar este deterioro si nos implicamos activamente en ello.

Ahí está la clave, ya no somos meros espectadores, parece que algo podemos hacer por alargar la vida de nuestro cerebro. Eso si, ¿estamos dispuestos a ello o nos pueden la pereza y la inercia? De cualquier modo, toma responsabilidad: somos responsables de nuestro propio proceso de envejecimiento y, por tanto, podemos prevenir y retrasar el envejecimiento de nuestro cerebro.
Pero… ¿Cómo?

El prestigiosos neurocientífico español Francisco Mora ha identificado 12 claves para mantener nuestro cerebro lo mas sano posible el mayor tiempo posible. Resumimos aquí sus recomendaciones así como la explicación que ofrece a cada una de ellas.
  1. Comer menos, pues comiendo más de lo que nuestro cuerpo necesita aumentamos innecesariamente el estrés oxidativo de nuestro organismo, y esto perjudica a nuestro cerebro a largo plazo.
  2. Hacer ejercicio moderado de manera regular. Además de la evidente sensación de bienestar que produce el ejercicio físico y que todos hemos tenido ocasión de experimentar en alguna ocasión, lo cierto es que la realización de deporte aeróbico contribuye a generar una serie de sustancias que directa o indirectamente acaban potenciando la plasticidad del cerebro y las conexiones neuronales.
  3. Estrujar el cerebro diariamente. Somos responsables de la activación de nuestro cerebro y, muchas veces, por pereza o desánimo dejamos de lado su entrenamiento con actividades pasivas como ver la tele. Está en nuestra mano emprender nuevos retos (retomar el estudio de un idioma, aprender cosas nuevas, hacer cálculo matemático, etc.) y entrenar así nuestra mente.
  4. Viajar. Puesto que requiere la vivencia y el aprendizaje de nuevas y enriquecedoras experiencias que, además, suelen ir acompañadas de emociones positivas que nos ayudan a mantener el ánimo y la motivación.
  5. Vivir acompañado. Rodearse de relaciones personales en las que compartir experiencias y emociones enriquece nuestras vivencias cotidianas, alimenta nuestro desarrollo emocional y nos obliga a entrenar nuestra flexibilidad.
  6. Adaptarse a los cambios. Es decir, entrenar la tolerancia y aceptar las nuevas realidades que experimentamos tratando de sacar el máximo partido de nuestra situación en cada uno de los casos.
  7. Evitar el estrés crónico, pues las consecuencias negativas de la liberación prologada de las denominadas “hormonas del estrés” (glucocorticoides) sobre el organismo son devastadoras para nuestra salud física y psicológica. Incluir ejercicio físico en nuestra rutina diaria es una buena forma de descargar el estrés y prevenir problemas asociados.
  8. No fumar. El hábito de fumar nos hace más propensos a padecer infartos cerebrales y afecta directamente a las funciones mentales pues provoca o acelera la muerte de nuestras neuronas.
  9. Dormir bien. Nuestras 8 horas de sueño reparador (¡Nunca menos de 7!) son imprescindibles para que el cerebro ponga en marcha procesos de consolidación de los aprendizajes aprendizaje a partir de nuestras experiencias diarias y pueda regenerar sus tejidos dañados.
  10. Evitar el apagón emocional. Esta acertadísima recomendación del doctor Mora implica que la edad no debe acarrear necesariamente desmotivación y desesperanza- Al contrario, en el proceso de envejecimiento hemos de procurar buscar activamente objetivos y metas que nos generen nuevas ilusiones, implicándonos en proyectos que mantengan viva la “chispa de la vida
  11. Ser agradecido. ¿Sorprende este consejo? El agradecimiento es una de las formas de relación social más humanas y que de manera más potente es capaz de generar vínculos emocionales entre las personas. Dejemos los destuctivos rencores atrás y demos gracias por todo aquello que lo merezca.
  12. Disfrutar de las pequeñas cosas. Esas que no generan necesidades aprendidas sino que nos viene dadas y que tampoco nos cuesta apreciar en el día a día.
Algunas claves quizá puedan parecer obvias o sencillas pero sentémonos a pensar sobre ello con sinceridad: ¿Acaso no descuidamos todo lo obvio casi diariamente? ¿De verdad nos ponemos activamente ello? Confiemos en la ciencia y practiquemos un tiempo, a ver qué sucede…

 

lunes, 28 de octubre de 2013

Acerca de "ir envejeciendo".

 


Por: George Carlin

¿Te das cuenta de que la única vez en la vida en la que nos gusta envejecer es cuando somos niños? Si tienes menos de 10 años de edad, te sientes tan ansioso por "ganar años" que piensas en fracciones.
"¿Cuántos años tienes?" "Tengo cuatro años y medio!" Uno nunca tiene treinta y seis y medio. Tienes cuatro y medio, camino a los cinco! Ese es la clave.
Llegas a la adolescencia; ahora no te puedes contener. Saltas al número que sigue, o a algunos más adelante.
"¿Qué edad tienes?" "Voy a cumplir 16!" Tal vez tengas 13, pero oye, vas a tener 16! Y el día más grande de tu vida... cumples 21. Aun las palabras suenan como una ceremonia. ¡¡¡HAS LLEGADO A LOS 21, SIIII !!!!!
Pero entonces llegas a los 30. Oh,oh! ¿qué sucede ahí? ¡Suena como si fuera leche agria! El (adulto) LLEGÓ; tenemos que dejarlo de lado. Ahora no hay diversión, uno es una masa estropeada. ¿Qué sucedió? ¿Qué ha cambiado?
ALCANZAS LOS 21, LLEGAS a los 30, entonces empiezas a EMPUJAR hacia los 40.
¡Caray! Pone los frenos, te vas deslizando. Antes de que te des cuenta YA TIENES 50 y tus sueños se han ido.
¡¡Pero espera!!! LOGRAS llegar a los 60. No pensabas que eso sucedería!
Has ido ganando velocidad y que LOGRAS llegar a los 70! Después de eso es un asunto de día a día; LOGRAS llegar al miércoles!
Entras en los 80 y cada día es un ciclo completo; LLEGAS al almuerzo; ALCANZAS las 4:30 de la tarde; LLEGAS a la hora de acostarte. Y no termina ahí. A los 90, comienzas a ir para atrás: "Si yo SÓLO tenía 92."
Entonces sucede algo extraño. Si llegas hasta los 100, te vuelves un niñito. "Tengo 100 años y medio!"
Que todos ustedes lleguen a unos 100 años y medio llenos de salud!!

COMO MANTENERSE JOVEN:

1. Despréndete de los números no esenciales. Esto incluye edad, peso, y estatura. Deja que los médicos se preocupen de ellos. Para eso les pagamos.

2. Conserva sólo amigos alegres. Los rezongones te "bajonean".

3. Sigue aprendiendo. Aprende más en cuanto a la computadora, artesanías, jardinería, lo que quieras. Nunca dejes que la mente se vuelva perezosa. "La mente perezosa es el taller del diablo". Y el nombre del diablo es Alzheimer.

4. Goza de las cosas sencillas.

5. Ríe a menudo, mucho y fuerte. Ríe hasta que te atores por falta de aliento.

6. Las lágrimas aparecen. Persevera, conduélete y sigue adelante. La única persona, que está con nosotros la vida entera, es nosotros mismos. Mantente VIVO mientras estés vivo.

7. Rodéate con lo que ames, sea la familia, mascotas, recuerdos de familia, música, plantas, pasatiempos, lo que sea. Tu hogar es tu refugio.

8. Atesora tu salud: Si es buena, consérvala. Si es inestable, mejórala. Si está más allá de lo que puedes mejorar, busca ayuda.

9 No viajes a la culpa. Viaja al mercado, o a un país vecino; a un país extranjero pero NO donde esté la culpa.

10. Dile a la gente que la amas, en toda oportunidad que se te presente.
Y SIEMPRE RECUERDA: La vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por los momentos que nos quitan el aliento.

BENEFICIOS DE LOS PROGRAMAS INTERGENERACIONALES




• Reconstrucción de redes sociales


• Desarrollo del sentimiento de comunidad


• Construcción de una sociedad más inclusiva


• Romper las barreras y los estereotipos


• Aumento de la cohesión social


• Construir y fortalecer la cultura


• Aliviar la tensión de los padres


• Construir redes sociales y desarrollar puentes en la comunidad


• Modificar los estereotipos


• Ofrecer modelos de comportamiento cívico


• Construir, mantener y revitalizar oportunidades comunitarias e infraestructuras públicas


• Producir ante el público


• Desarrollar el voluntariado


• Proporcionar voluntarios para servicios comunitarios y animar a la gente a trabajar con otros en grupos comunitarios


• Crear historias en común


• Cuidar el medio ambiente




FUENTE: MCCallum et al. (2004)

¿QUÉ ES UN PROGRAMA INTERGENERACIONAL?




“Los programas intergeneracionales son medios

para el intercambio intencionado y continuado

de recursos y aprendizaje entre las

generaciones mayores y las más jóvenes con el

fin de conseguir beneficios individuales ysociales”
 
 

FUENTE: (Consorcio Internacional para los Programas Intergeneracionales)

BENEFICIOS DE LAS RELACIONES SOCIALES Y UNA VIDA SOCIAL ACTIVA



            Diversas investigaciones han mostrado que una vida social activa y el apoyo de las relaciones sociales construidas a lo largo de la vida juegan un importante papel en el logro de un envejecimiento saludable (Mendes de León et al., 2001, Fratiglioni, 2000, Otero et al., 2006), beneficiando a partir de la integración y participación en actividades comunitarias y propiciando la continuidad en un rol social activo. Los resultados del estudio de Otero et al. (2006) realizado con muestra española confirman que las redes sociales protegen y ayudan a mantener la capacidad de realizar las actividades cotidianas necesarias para una vida independiente. La participación comunitaria es muy beneficiosa y los vínculos juegan un papel significativo en la reducción de la incidencia de la discapacidad, y las relaciones sociales tienen una asociación positiva con la salud mental de las personas mayores.



Una vida social activa, con una buena red social y con participación en la vida comunitaria protege de la mortalidad y predice el mantenimiento de la capacidad funcional y de la función cognitiva, retrasando, por ende, la dependencia (successful aging, en palabras de Rowe y Kahn, 1997). Un entorno idóneo para esa participación social y comunitaria lo ofrecen los programas intergeneracionales.

 


FUENTE:X Congreso Nacional Psicología Social. Un encuentro de perspectivas. Mariano Sanchez et al. (2007)

viernes, 25 de octubre de 2013

Envejecimiento con éxito en centros de mayores

 

 
 
Silvia Adame, Psicóloga especializada en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores y autora del blog Envejecer en Positivo
 
Hace un tiempo hablaba del envejecimiento con éxito. Éste y otros términos, como el envejecimiento activo, están muy de moda. Pero parece que éstos sólo se utilizan en referencia a personas mayores autónomas y que se encuentran bien. No obstante, en las residencias de mayores también se puede llevar a cabo un envejecimiento con éxito.
 
Basándonos en el Modelo S.O.C. (optimización selectiva con compensación), el envejecimiento con éxito se basa, en las diferencias inter e individuales y la capacidad adaptativa del ser humano, en referencia a la plasticidad cerebral y la reserva cognitiva. Ello permite el cambio de nuestro cerebro en respuesta a la experiencia o estimulación, así como el uso de mecanismos de compensación optimizando el rendimiento cognitivo.
 
El término Selección hace referencia al incremento de las dificultades y limitaciones que se dan en el envejecimiento. Ante esto, la persona debe adaptar sus tareas y centrarse en aquellos dominios de alta prioridad, reajustando sus metas personales.
 
Asimismo, el término Optimización implica la adaptación a la pérdida de las capacidades, optimizando aquellas actividades que se llevan a cabo.
 
Por último, la Compensación consiste en adaptarse a esta pérdida de capacidades, bien con el uso de instrumentos, bien sustituyendo las actividades que ya no puede realizar con soltura para centrarse en otras más adecuadas a sus capacidades.
 
¿Cómo aplicamos el modelo SOC a los centros de mayores?
 
Dada la situación de continuas pérdidas en la vejez, la persona tiene que ser realista y reajustar sus metas u objetivos, lo que conllevaría una mejora de su bienestar. Si la persona mayor, que se encuentra en una residencia por diferentes circunstancias, elige sus metas realistas en función a su situación, puede ser feliz y estar satisfecho/a con su vida, realizando aquellas actividades que resulten de su agrado, como dedicar tiempo a sus aficiones (pintura, costura, plantas, música, etc.), estableciendo relaciones positivas con otros usuarios de la residencia, manteniendo las relaciones positivas con sus familiares, así como mantener el contacto con vecinos y amistades, invitándoles a visitarlo/a. No podemos cambiar su situación, pero sí podemos contribuir a su bienestar haciendo posible la selección, optimización y compensación de las pérdidas reajustando las metas personales y realizando actividades agradables.
 
Además, es muy importante para las personas que viven en centros de mayores sentir que tienen algún control sobre su vida. Esto se puede realizar tomando algunas decisiones, como escoger la ropa, actividades a realizar, dedicar tiempo al autocuidado y elegir con qué personas relacionarse y dedicar tiempo a ello.
 

Beneficios psicológicos del ejercicio físico

 

 
 
Silvia Adame, Psicóloga especializada en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores y autora del blog Envejecer en Positivo

Además de los beneficios para la salud que trae consigo la realización de ejercicio físico, también se ha observado que la salud física percibida correlaciona negativamente con la aparición de cuadros depresivos (Mella et al. 2004), con lo cual, la práctica continuada de ejercicio podría prevenir la aparición de depresión en personas mayores, por las sensaciones positivas que trae consigo la realización de ejercicio.
 
Este aspecto es importante, dadas las continuas pérdidas a las que se enfrenta la persona mayor en su vejez, pérdida de amigos y familiares, pérdida de capacidades, etc. Por ello es de vital importancia potenciar los aspectos positivos que conlleva la vejez, como es el aprovechamiento del tiempo libre para vivir experiencias positivas. En concreto, la realización de ejercicio físico influye positivamente en la salud mental, como he comentado, propiciando un aumento en la autoestima global de la persona, su autoconcepto, sensación de autoeficacia y la satisfacción con la vida. Además, correlaciona negativamente con el estrés, la ansiedad y la depresión, con lo cual, a mayor realización de ejercicio físico, menor estrés, ansiedad y depresión.
 
Pero además de estos beneficios, también mejoran la atención, concentración y memoria. Un ejercicio que se podría hacer es ir fijando nuestra atención en todo aquello que vamos viendo mientras realizamos ejercicio y, una vez finalizado, intentar recordar todo aquello que hemos ido viendo (niños jugando, tienda de ropa, mujer paseando a su perro, etc.).
 
Para potenciar las sensaciones positivas de la realización de ejercicio, se puede realizar junto con otras personas, mientras se van intercambiando opiniones, experiencias, potenciando las relaciones sociales y previniendo la soledad.
 

Beneficios del paseo

 

 
Rosa Pérez Losa, Enfermera y Antropóloga. Autora del videoblog El blog de Rosa.

Salir a pasear es un hábito saludable que deberías incorporar a tu rutina diaria.
 
Necesitas un buen calzado, flexible y cómodo y ropa adecuada, transpirable y elástica. Si paseas de día, usa una gorra o sombrero.
 
Empieza con tu propio ritmo, sin forzarte. No des grandes zancadas, mejor pasear con pasos cortos.
Mueve los brazos al caminar, balanceándolos ligeramente.
 
Es preferible salir a caminar acompañado e ir incrementando el esfuerzo poco a poco, así como la distancia.
Otra alternativa es salir a pasear el perro u ofrecerte a sacar a pasear el perro de algún amigo o vecino.
 
Descansa si te sientes fatigado. Camina durante 5 minutos, a ver cómo te sientes, si no te sientes fatigado, sigue caminando 10 minutos más, sube el tiempo progresivamente hasta llegar a un mínimo de 30 minutos diarios de paseo.
 
Haz del paseo una parte de tu rutina diaria, incorpóralo a tus hábitos de salud.
 
Notarás sus beneficios de manera inmediata, mejorarás tu calidad de vida.
 
No salgas a pasear en ayunas ni inmediatamente después de haber comido. También es importante beber suficiente agua, puedes llevar una botellita de agua contigo durante el paseo.
 
En la medida de lo posible, trata de pasear en un entorno natural, como un parque.
Si te notas mareado, fatigado o si te duele el pecho, debes detenerte y descansar. Si los síntomas no ceden, debes acudir a un profesional sanitario.

Te recomiendo apuntarte al Club del Paseo. Una iniciativa ideada por Xavier Gómez, un enfermero inquieto que ha hecho que nos guste a todos salir a pasear, regístrate en su web y empieza a dar paseos.
 
Debes registrarse en una de las aplicaciones que permiten el registro del paseo (Runkeeper, Runtastic, Cardio Trainer o Samsung Hope Relay ) e inscribir tu cuenta de Twitter en la página del Club del Paseo para informar de los kilómetros realizados.
 
Aquí te explica cómo funciona el Club del Paseo en un vídeo del genial Canal diabetes.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Abuelos en tiempo de crisis

 

Hoy en día, con el momento crítico que atraviesa nuestra economía, donde la tasa de paro es muy elevada, cada vez son más las familias que sobreviven gracias a la ayuda económica que les ofrecen los abuelos. Mayores que no dudan en poner a disposición de hijos y nietos sus escasas pensiones y los ahorros logrados tras muchos años de privaciones y “economía doméstica de guerra”, en la que nuestras abuelas eran especialistas. Ellos consiguen que con pocos euros, mucha imaginación y ganas, el dicho “donde comen dos comen tres” se amplíe hasta límites insospechados y nunca falte un plato de puchero a la mesa, o dos, o tres… o los que hagan falta.

Cada vez son más las familias que sobreviven gracias a la ayuda económica que les ofrecen los abuelos.
Hacen malabares para que lo básico no falte, y lo que es más importante, son el conglomerado que permite que muchas familias sigan siendo eso, familias, unión de personas, clanes inquebrantables.
Con su ayuda y un poco de organización logran, como Elpidia, mi vecina del tercero, que en su piso de tres habitaciones ahora vivan dignamente 7 personas, tras la llegada primero de su hijo y su nuera con sus dos hijos pequeños y un gato, consecuencia de uno de esos cientos de desahucios que se producen cada día, y hace poco con la incorporación de su hija pequeña y su pareja, los cuales llevaban años independizados pero a los que los recortes en los sueldos de ella y el despido fulminante de él hace unos meses les han lanzado de vuelta al hogar familiar “con más de treinta tacos, para dormir en una habitación rosa llena de Nancys y en una cama de 90”… Aunque no hay mal que por bien no venga, porque hasta en eso son expertos nuestros abuelos, buscando el lado positivo hasta cuando parece que ya no quedan lados que analizar para encontrarlos… Elpidia está contenta porque ya no está tan sola, ahora siempre hay alguien en casa, el silencio de las tardes que solo rompía el sonido de la telenovela de turno ahora se llena con las risas de los niños, e incluso en las mañanas en las que todos salen en busca de una oportunidad y ella se queda sola con los fogones y el maullido del gato, se siente útil como matriarca de su familia.
Con su ayuda y un poco de organización logran que en su piso vivan 7 personas…. ella está contenta porque ya no está tan sola…
Con su ayuda y mucho tesón logran que muchas hipotecas se sigan pagando de forma puntual, como el de Arsenio, un hombre que se sienta a dar de comer a las palomas en el parque donde suelo pasear con mi hijo, gracias a él, y muchos como él, su hijo está esquivando el desahucio… no le avergüenza decirlo bien alto y claro, paga con religiosidad sin que nadie se lo pida, de sobra sabe que no es plato de gusto tener que pedir dinero a un padre al que le cuesta vivir dignamente con su jubilación y que atesora sus ahorros logrados tras muchos años de no darse caprichos, guardados para disfrutar de la vejez con su esposa… pero esos viajes con los que soñaba pueden esperar, prefieren que sus nietos sigan teniendo un techo y su hijo pueda gastar sus energías en tratar de levantar su negocio y no perecer por agotamiento psicológico, insomne por la certeza de no poder hacer frente a las cuotas del banco.
Con su ayuda, su hijo ha logrado esquivar el desahucio….los viajes con los que soñaba pueden esperar, prefiere que sus nietos sigan teniendo un techo…
Estos y otros muchos abuelos orgullosos, pacientes, optimistas… no se resignan, no se rinden, no agachan la cabeza… ante la crisis su aptitud y su ayuda supone un punto y aparte…

Son hombres y mujeres que priorizan lo importante, la unión de las familias. Hombres y mujeres que sacan a la luz en estos tiempos de oscuridad los mejores valores del ser humano: solidaridad, apoyo, ayuda desinteresada… Dando sin esperar nada a cambio, sin hacer alardes, sin pedir recompensas.
Mi abuela siempre decía: “nunca mires hacia atrás, no te quedes anclado en el pasado, los recuerdos están bien para las noches de tormenta al lado del fuego, después guárdalos en la memoria, céntrate en el presente, vive intensamente, esfuérzate al máximo, apóyate en tu familia y nada podrá contigo”…

En estos días de crisis, de incertidumbre, de oscuridad, … tomemos la ayuda que desinteresadamente nos prestan los abuelos, juntos podemos, juntos lo lograremos. Saldremos adelante, no lo dudéis.
Desde estas líneas quisiera mostrar mi profunda admiración por esta generación de abuelos, superabuelos y superabuelas que cada noche se duermen con la conciencia tranquila y el dulce sabor de saber que mientras ellos tengan un hálito de vida, a sus familias no les faltará lo básico y seguirán siendo por encima de hipotecas, desahucios, ERES, reducciones de salarios, despidos, paro, … FAMILIAS.

 

lunes, 21 de octubre de 2013

Para tener éxito:

"Para tener éxito hay que creer en algo con tanta pasión que se convierta en una realidad"
 
-Anita Roddick-
 

viernes, 18 de octubre de 2013

Un estilo de vida saludable podría revertir el envejecimiento celular, sugiere un estudio

 

Los cromosomas se fortalecieron a medida que los hábitos cotidianos mejoraron, pero el número de participantes en el proyecto fue pequeño
 
Dirección de esta página:

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140798.html#.UkF1HStUskI.facebook (*estas noticias no estarán disponibles después del 12/17/2013)
Traducido del inglés: miércoles, 18 de septiembre, 2013HealthDay Logo
Imagen de noticias HealthDay
LUNES, 16 de septiembre (HealthDay News) -- Unas conductas saludables como el ejercicio, una buena dieta y la gestión del estrés tienen el potencial de revertir el envejecimiento a nivel molecular y de restaurar parcialmente la vitalidad de las células de una persona, según un nuevo estudio piloto.
Las opciones saludables de estilo de vida pueden alargar la longitud de las secuencias de ADN halladas en el extremo de los cromosomas de una persona, aseguró el autor líder, el Dr. Dean Ornish, fundador y presidente del Instituto de Investigación en Medicina Preventiva, una institución sin fines de lucro en Sausalito, California.
Además, mientras más sana sea su vida, más fuertes se vuelven sus cromosomas, aseguraron los investigadores en la edición en línea del 17 de septiembre de la revista The Lancet Oncology.
"Quizás podamos revertir el envejecimiento a nivel celular", planteó Ornish, un autor de grandes éxitos de ventas que propugna por un método fundamentado en el estilo de vida para mejorar la salud y combatir la enfermedad. "Nuestros cuerpos son mucho más dinámicos de lo que pensábamos y mientras más cambia uno a cualquier edad más puede mejorar".
Pero un genetista advirtió que los hallazgos del estudio son preliminares, y planteó varias preguntas sin responder.
Las secuencias de ADN, conocidas como telómeros, afectan de manera directa a la forma en que las células envejecen, y se han asociado con un mayor riesgo de muerte prematura y enfermedades relacionadas con la edad. A medida que los telómeros se acortan y su integridad estructural se debilita, las células envejecen y mueren con mayor rapidez.
Una menor longitud de los telómeros se ha vinculado con conductas malsanas como fumar cigarrillos, el estrés emocional crónico y una mala dieta, apuntó Ornish, además de enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la demencia, la obesidad, el accidente cerebrovascular, la osteoporosis, las enfermedades infecciosas y la diabetes.
"A veces se comparan con las puntas de plástico en el extremo de los cordones de los zapatos, que evitan que los nudos de los cordones se deshagan", comentó Ornish sobre los telómeros. "En este caso, evitan que los cromosomas se deshagan".
Investigaciones anteriores han mostrado que adoptar un estilo de vida saludable puede proveer muchos beneficios médicos, entre ellos revertir el avance de las enfermedades cardiacas. Sin embargo, los investigadores apuntaron que este es el primer estudio en mostrar que los beneficios de una vida sana podrían extenderse hasta la genética celular de una persona.
"Si se validan mediante ensayos aleatorios controlados a gran escala, estos cambios integrales en el estilo de vida podrían reducir significativamente el riesgo de una amplia variedad de enfermedades y de mortalidad prematura", aseguró Ornish. "Nuestros genes, y nuestros telómeros, son una predisposición, pero no son necesariamente nuestro destino".
El estudio, que duró cinco años, se concentró en dos grupos pequeños de hombres diagnosticados con cáncer de próstata de riesgo bajo a quienes no se había suministrado tratamiento. Se pidió a diez hombres que realizaran cambios integrales en el estilo de vida, mientras que un grupo de control de 25 hombres mantuvieron su estatus quo personal.
Los cambios en el estilo de vida se enfocaron en cuatro áreas principales, explicó Ornish:
  • Una dieta adecuada. La adopción de una dieta de comida integral de origen vegetal que fuera baja en grasa y en carbohidratos procesados.
  • Ejercicio moderado. Caminatas de treinta minutos seis días a la semana.
  • La gestión del estrés. Participación en meditación, yoga y otras técnicas de relajación durante una hora al día.
  • El respaldo social. Asistencia a una reunión de una hora de duración en un grupo de apoyo una vez por semana.

Los investigadores tomaron muestras de sangre y midieron la longitud de los telómeros de los participantes al inicio del estudio, y una vez más tras cinco años.

Los hombres que realizaron los cambios integrales en el estilo de vida experimentaron un aumento promedio del 10 por ciento en la longitud de los telómeros. Entre los hombres del grupo de control, los telómeros se encogieron, en promedio, un 3 por ciento.

Además, pareció haber una relación entre la "dosis" del cambio en el estilo de vida y la respuesta del cuerpo: mientras más cambios positivos en el estilo de vida adoptaba alguien, más se alargaron sus telómeros.

"En general, nuestros cuerpos tienen una capacidad sorprendente de sanar si simplemente dejamos de hacer lo que estamos haciendo", enfatizó Ornish. "Me impresionó el dinamismo de estos mecanismos y la rapidez con que las personas mejoraron".

Los resultados del estudio piloto son promisorios, pero deben replicarse en un ensayo aleatorio de gran tamaño, aclaró Joseph Lee, genetista humano y profesor asociado de epidemiología clínica de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.
"Los participantes del grupo de intervención tenían una motivación muy alta, y mantuvieron el régimen de intervención por más de cinco años, y siguieron asistiendo a las reuniones cuando ya las reuniones no eran necesarias", comentó Lee. "Hay que ser cauto respecto a qué tan efectivos serán los cambios en el estilo de vida en una población general de gran tamaño, donde quizás el nivel de motivación no sea tan alto".

Lee también lamentó que los investigadores no revisaron rasgos de salud como el peso, el índice de masa corporal ni la presión arterial junto con la longitud de los telómeros de los pacientes.
"Por ejemplo, si los participantes del grupo de la intervención con unos telómeros de mayor longitud tuvieran una presión arterial más baja, eso hubiera sido mucho más interesante", señaló Lee. "Aunque quizás no sea estadísticamente significativo debido al pequeño tamaño de la muestra, hubiera sido informativo".

El estudio no buscaba medir si los cambios en el estilo de vida ralentizaban el avance del cáncer de próstata.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Dean Ornish, M.D., founder and president, Preventive Medicine Research Institute, and clinical professor, medicine, University of California, San Francisco; Joseph Lee, Ph.D., human geneticist, and associate professor, clinical epidemiology, Columbia University Mailman School of Public Health, New York City; Sept. 17, 2013, The Lancet Oncology, online
HealthDay
 

miércoles, 16 de octubre de 2013

Envejecimiento activo (manual y cuaderno de ejercicios)


http://obrasocial.lacaixa.es/ambitos/activalamente/envejecimientoactivo_es.html
Vive el Envejecimiento Activo
 

VIVE EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO (manual y cuaderno de ejercicios)

Vive el envejecimiento activo recoge las últimas aportaciones e investigaciones que se están realizando en torno a este tema. Redactado con un lenguaje sencillo, persigue dar a conocer cómo funciona nuestro cuerpo - y nuestro cerebro en particular -, y cuáles son los efectos sobre uno y otro de envejecer. Asimismo, pone al alcance de todos herramientas para saber detectar la diferencia entre envejecimiento natural y enfermedad, lo que nos ayudará a desterrar estereotipos y prejuicios que nuestra sociedad tiene respecto al envejecimiento. En definitiva, tanto el manual como el DVD con entrevistas que lo acompaña pretenden ayudar a hacer entender la importancia de llevar una vida activa para disfrutar de un mayor bienestar en esta etapa de la vida. Por otro lado, las actividades que se proponen en el cuaderno de ejercicios son buenos ejemplos para promover la actividad mental.
 

martes, 15 de octubre de 2013

Acciones sociales para grupos específicos: discapacidad y envejecimiento

 

Empleo y política socialLa discapacidad es una realidad que presenta múltiples facetas. Según el caso, puede afectar a las personas a lo largo de toda su existencia o alterar el final de sus vidas. En general, los individuos no son iguales ante la discapacidad y el envejecimiento en términos de condiciones de vida y de trabajo. Por otro lado, la Unión Europea se enfrenta a cambios demográficos sin precedentes que tendrán importantes repercusiones en el conjunto de la sociedad. A escala europea, las instituciones contribuyen al establecimiento por parte de los Estados miembros de una sociedad accesible para todos, reforzando la cooperación con ellos y entre ellos y promoviendo la recopilación, el intercambio y la elaboración de datos comparables, de estadísticas y de buenas prácticas.
  • PERSONAS CON DISCAPACIDAD